Estilo rústico, claves y trucos de decoración

Unas sencillas claves y trucos de decoración en estilo rústico pueden ayudar a transformar tu hogar. El estilo de decoración rústico se inspira en el campo y la naturaleza para conseguir unos efectos que proporcionan belleza y confort a las casas. No hay que confundirlo con el vintage, aunque puede tener rasgos de este. Existen diferentes tipos de estilos rústicos, como el mediterráneo, el francés o el italiano.

Lo primero a tener en cuenta en el estilo de decoración rústico son los materiales. Se utilizan especialmente la madera, la piedra, el mimbre, las fibras naturales para los cojines, y telas como lino o algodón. Se suelen usar como detalles decorativos productos naturales como hojas, troncos, ramas y flores.

Estilo de decoración rústico para puertas y ventanas

Uno de los trucos de decoración rústica consiste en decorar con puertas. A veces se olvida que las puertas son objetos muy visibles y que proporcionan personalidad a una estancia o a una casa. Se pueden encontrar en diferentes acabados tanto interiores como exteriores. La madera es un componente esencial de las mismas, ya sean macizas o huecas. En las puertas exteriores un componente muy decorativo consiste en un tirador o llamador antiguo.

Las puertas interiores ofrecen motivos excelentes para decoración. Además de diferentes tipos de madera y acabados, proporcionan espacio para complementos, como perchas o colgantes. Una puerta de dos piezas puede resultar una idea innovadora y muy original.

Las ventanas son otro de los elementos esenciales que añaden personalidad a una decoración rústica. Decorar con ventanas destaca las paredes y permite añadir complementos a juego. Los marcos de las ventanas de madera, en diferentes acabados y formas, contribuyen a realzar el resto de la decoración interior de la casa, así como a proporcionar una imagen exterior de la misma. Además de las ventanas exteriores, se pueden abrir ventanas en las paredes interiores, por ejemplo entre el pasillo y el recibidor, para aprovechar la luz, o ubicar ventanas decorativas en paredes para utilizarlas a modo de espejos o cuadros.

En combinación con los demás componentes de una habitación, como telas o alfombras, son imprescindibles en una casa los armarios, muy adecuados al estilo de decoración rústico. Armarios de madera con acabados de celosías, cristales o remates artísticos, acompañados por tiradores a juego, en tonos cálidos o madera natural, proporcionan un acabado decorativo muy interesante.

Los armarios empotrados permiten puertas rústicas, pero también se pueden utilizar armarios libres completamente. Y no solo en las habitaciones, sino también en salones o como alacenas en la cocina. Los hay de diversos tamaños, muy aprovechables para ubicar en ellos complementos.

Unas sencillas claves y trucos de decoración en estilo rústico transforman tu casa en un hogar confortable. Los tonos cálidos y la decoración alegre que combinan con este estilo completan una casa acogedora para toda la familia.