Todo lo que necesitas saber sobre Puertas de Interior

Todo lo que necesitas saber sobre puertas de interior lo vas a encontrar en la presente entrada. Es normal que surjan dudas en torno a este elemento del hogar, en especial si vas a encarar una reforma. Las medidas, los tipos o los complementos de puertas son algunas de las dudas más recurrentes. No dejes de leer para encontrar respuesta a tus preguntas.





Tipos de puertas por apertura





La puerta de interior más común es la batiente. Está presente en la mayoría de las casas de nueva construcción y su principal problema es que necesita de un cierto espacio para su apertura, la cual hace en ángulo de 90º. Las plegables son otro tipo, especialmente pensado para entornos donde hay poco espacio al cerrarse en zigzag. Otra solución para las casas pequeñas es la puerta corredera, la cual se instala sobre unos raíles guía que la cierran muy pegada a la pared.





Medidas de puertas





Para facilitar la construcción de una casa o un bloque de pisos, las medidas de puertas se han estandarizado. Así, encontrarás que el ancho de una puerta simple, es decir, de una hoja, mide entre 62,5 cm, 72,5 cm, u 82,5 cm; en el caso de las de doble hoja 125 cm y 145 cm es la medida normal. La altura en todos los casos es de 203 centímetros.





Los múltiples acabados de puertas 





Los acabados de puertas de interior son una decoración muy a destacar en estos elementos. Van cambiando según las preferencias del momento. Estos son los más destacados en la actualidad:





- Industrial: los tonos cobrizos y el metal dominan en estos acabados. Es el indicado si buscas un toque vintage en el hogar.





Mid-century modern: es un acabado eminentemente funcional, sencillo y que apenas posee detalle alguno.





Madera: en este se usan chapas de este material que pueden ser de diferentes especies de árbol. Tú eliges cuál es el que casa mejor con el estilo del hogar.





Complementos de puertas más necesarios





Existe una amplia variedad en complementos. Las manillas son uno de los más reconocibles, junto a las mirillas, las bisagras o los topes. Cada uno de ellos mejora las características y funcionalidades de las puertas. Los amortiguadores ofrecen la ventaja de frenar el cierre de una puerta que, por el motivo que sea, realiza esta acción por sí sola con mucha fuerza.





Además de estos complementos, los cuales resultan comunes, existen otros más específicos como son las cadenas y retenedores que apuntalan la seguridad, en especial en el caso de las puertas que comunican hacia el exterior de las casas.





Conclusión





Esto es todo lo que necesitas saber sobre puertas de interior. Los tipos de puertas, medidas o acabados son los puntos más destacables, ya que inciden en aspectos clave a la hora de elegir la puerta adecuada para tu hogar. Una elección de este tipo debe realizarse con la mayor cantidad de información disponible y siempre pensando en cuáles son las necesidades más acuciantes en cada momento para no equivocarse en la elección.