Llevamos tu pedido de puertas y ventanas de madera a qualquier sitioLos gastos de envío de tus puertas y ventanas pueden salirte gratis

Tipo de Importación

Cómo instalar puertas de interior

Las puertas de interior en block son bastante fáciles de instalar si sabes cómo hacerlo. En esta ocasión te ofrecemos una guía sencilla y completa para que aprendas a montar cualquier puerta de paso en tu hogar.

Puertas de interior: qué necesitas

Una puerta de interior en block es especialmente útil para aquellos casos en los que el marco de la puerta anterior no puede ser reutilizado.

Para su instalación tan solo necesitarás:

- Cuñas de madera o de plástico

- Adhesivo específico para madera (cola de carpintero o similar)

- Espuma de poliuretano

- Tornillos de 6 cm de largo

- Clavos sin cabeza

- Martillo

- Destornillador

- Nivel de burbuja

- Cúter

- Serrucho de costilla

Guía paso a paso

1. Deshazte de la puerta antigua

Antes de instalar la puerta nueva debes eliminar la antigua. Puedes hacerlo utilizando una palanca o un martillo. Si quieres que sea una tarea más sencilla, haz sobre el marco viejo unos cortes con una sierra de calar. Verás que resulta más fácil de arrancar.

2. Primeras comprobaciones

Asegúrate de que la puerta en block encaja en el vano disponible, en el cual debe permanecer el premarco. Debe tener asimismo algo de holgura por todos los lados.

Comprueba también que el premarco está totalmente nivelado por todas sus partes con un nivel de burbuja o escuadra.

3. Monta la puerta

Incrusta el block en el hueco con ayuda de unas cuñas de madera. Con ellas quedará plenamente fijada la puerta en todo su perímetro.

4. Hora de atornillar

Las puertas de madera interiores en block traen de fábrica unos tornillos cortos provisionales que deben ser sustituidos por otros tirafondos, de unos 6 cm de largo. Con ellos se refuerza la resistencia de la estructura ya que unen marco y premarco fuertemente. Asimismo, deben utilizarse en la zona de la cerradura para consolidar el otro larguero de la puerta.

5. Pule las cuñas y aplica la espuma de relleno

Utiliza un serrucho para cortar las cuñas y que no sobresalgan del marco.

Una vez hecho esto, aplica sobre todo este perímetro la espuma de poliuretano para sellar todos los huecos entre marco y premarco. El sobrante del producto podrás eliminarlo fácilmente con un cúter una vez se haya secado por completo. Ten en cuenta que el poliuretano duplica su tamaño conforme se va secando, por lo que lo más habitual es tener que recortarlo una vez finaliza el proceso.

6. Pega el recrecido y las jambas

Estas molduras sirven para cubrir todo el perímetro tratado entre marco y premarco. Para pegarlos puedes utilizar un adhesivo específico para madera como la cola de carpintero. Cuando seque, utiliza clavos sin cabeza para consolidar la unión.

Hacer una buena instalación de las puertas de interior es sencillo teniendo los conocimientos previos precisos. Como verás, las herramientas que necesitas son fáciles de conseguir en cualquier tienda de bricolaje y la puerta en block presenta unas facilidades considerables con respecto a las normales. ¿A qué esperas para probar tus capacidades? Presume de puertas con estos sencillos consejos.