ENVÍO GRATIS SI SUPERAS LOS 350 €

ENVÍOS PARA PENÍNSULA. EN ISLAS CONSULTAR.

¿Cómo elegir suelo laminado?

Blog y actualidad

Si estás aquí es por que tienes pensado cambiar tu suelo y has elegido el suelo laminado, o simplemente tienes una obra nueva y quieres poner suelo laminado en tu nuevo hogar para darle esa calidad al piso. Sea como fuere hoy queremos darte algunas claves para elegir el suelo laminado perfecto para ti y para tu hogar, así siempre acertarás en la elección!

Lo primero que tenemos que ver son las ventajas que hacen del suelo laminado el suelo que necesitas, cabe destacar que son tan acogedores como los de madera maciza o multicapa, con la ventaja de que son más económicos y sencillos de instalar.


Colores y Acabados

El primer criterio de elección de un suelo laminado es el color y acabado, es decir tenemos que saber de qué color vamos a querer nuestro suelo y en que tipo de acabado final. En cuanto a colores podemos destacar:

Colores Claros: Dan mucha luminosidad y aumentan la sensación de amplitud. Colores como el blanco o el gris encajan perfectamente con cualquier otro color y son combinables con cualquier decoración sin ningún problema. Son los más novedosos y están entre las últimas tendencias de suelos laminados.

Colores Oscuros: Estos colores dan mucha calidez y un toque de distinción único a tu hogar. Son perfectos para decoraciones de tipo étnicas y minimalistas, muy combinables con una gran variedad de tonos diferentes para más versatilidad.

Colores Naturales: Estos colores recrean la madera a la perfección, siendo perfectos para ambientes rústicos y modernos. Son los que más calidez aportan al hogar y con ellos siempre acertarás.

En cuanto a los acabados hay que saber diferenciar entre acabado liso que aporta suavidad y delicadeza, acabado poro que tiene un brillo único siendo muy universal entre los suelos, acabado estructurado que marca el relieve sin ir acorde a la veta y el acabado sincronizado que imita la veta y poros de la madera.


Usos y frecuencias

Ahora que ya sabrás el color y acabado de suelo que quieres es hora de elegir la resistencia de este. Es uno de los puntos que menos se tienen en cuenta y que más importancia tienen, por eso veamos cómo elegir un suelo laminado según su resistencia al uso y a la frecuencia de uso.

Uso muy intenso: Para zonas o estancias en las que el uso del suelo va a ser muy intenso se recomienda elegir suelos laminados que vayan desde AC5 para arriba, esto quiere decir que sean de 7mm, 10mm o 12mm de grosor.

Uso intenso: Para lugares donde tengamos un uso intenso pero no desproporcionado deberemos decantarnos por suelos AC4 de entre 7 y 8mm de grosor.

Uso moderado: Para zonas en las que transitemos ocasionalmente utilizaremos suelos laminados AC3 con grosores entre 6 y 7mm de grosor.


Otros aspectos

Pero no solo tenemos que contar con el color, acabado y uso, también tenemos que diferenciar entre estancias para elegir el tipo de suelo perfecto y más seguro para cada una.

Por ejemplo para estancias como cocinas necesitaremos suelos laminados especiales resistentes a altas temperaturas e hidrófugos, todo para protegernos de los posibles accidentes que pueden darse en una cocina.

Para baños necesitaremos suelos hidrófugos para no tener sustos en nuestro nuevo suelo laminado, siempre es mejor prevenir que curar.

Y si nos fijamos en la seguridad en general de toda nuestra familia debemos buscar suelos que posean propiedades como anti deslizantes, anti bacterianos y anti estáticos, todo extras para mejorar la calidad de nuestro día a día.



Si te ha gustado este post puedes compartirlo en las redes sociales:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.  política de cookies