Gana espacio y decora con las puertas plegables

Se puede ganar espacio con puertas plegables. Es una solución de última tendencia en decoración y una forma de conectar espacios con resultados sorprendentes. Sin duda, una opción económica, práctica y muy decorativa.





Estos cerramientos están hechos de materiales diversos, como el PVC, el vinilo o la madera. La ventaja principal es que todos se fabrican a medida, por lo que sea cual sea el hueco disponible, se puede obtener la puerta más adecuada, sin problemas de estándares.





Decora con puertas plegables





Sí, se puede decorar con puertas plegables. Por ejemplo, para separar ambientes de forma estilosa. Son ideales para mantener tu privacidad en una parte de la estancia, por ejemplo, donde está un sofá cama o una mesa de trabajo.





Los acabados son múltiples, ya sean en colores lacados o acabados en madera, según el estilo del conjunto de la estancia o lo que quieras aportar a tu vivienda. Al ser todas las puertas plegables a medida, se adaptan a todo tipo de necesidades y puedes elegir entre el amplio abanico de posibilidades en cuanto a materiales y colores y texturas.





Las puertas plegables corredizas se deslizan en unos carriles de aluminio que las hacen muy estables. Es importante que los herrajes utilizados sean de buena calidad, así como todos los demás accesorios (rodamientos de bolas, banda de rodadura, etc.). Una buena puerta plegable será silenciosa y permanecerá bien encajada como el primer día.





Los buenos acabados, ya sean lacados, de film vinílico, PVC o madera, las hacen altamente resistentes. Por eso, pueden utilizarse para estancias húmedas, como cuartos de baño, o lugares que con tendencia a ensuciarse, como las cocinas.





Incluso se colocan para cerramientos de exteriores, especialmente en jardines o terrazas. En este caso, llevan cerraduras metálicas de seguridad.





Las puertas plegables son también muy adecuadas para armarios, especialmente si son amplios y deseas tener una vista panorámica del interior. Olvídate de ir abriendo puertas: las plegables corredizas te permiten una visión total de tu ropero, con un solo movimiento de mano.





En los pisos pequeños, o en las habitaciones pequeñas, colocar una puerta de este tipo ahorra muchísimo espacio, que ganas en maniobra y paso, o que te permite colocar un mueble o una estantería en esa parte de pared que quedaba inutilizada por la puerta abierta.





Puedes instalar puertas de una o dos hojas plegables. El diseño es «a la carta», así que el cliente elige todo según su gusto y necesidades.





Después de ver cómo se puede ganar espacio con puertas plegables, sin duda ya te has convencido de que instalar al menos una puerta plegable corrediza en tu hogar es una solución económica, práctica y decorativa de la que no te arrepentirás. Es la mejor manera de tener más espacio que disfrutar.