Llevamos tu pedido de puertas y ventanas de madera a qualquier sitioLos gastos de envío de tus puertas y ventanas pueden salirte gratis

Correderas

Puertas correderas, a medida para ti

¿Quieres ganar espacio en tu casa de forma sencilla? Las puertas correderas son la solución perfecta para aprovechar al máximo el espacio de los hogares de manera fácil y segura. Nosotros fabricamos puertas correderas a medida según tus necesidades en maderas macizas de alta calidad.

Encuentra en nuestro catálogo la puerta corredera que necesitas para tu hogar al mejor precio del mercado. Puertas correderas con los diseños más espectaculares y elegantes a precios de fábrica.

Ejemplo de puerta corredera con obra

Correderas con Obra

Ahorra espacio con ayuda de las puertas correderas con obra, elige el modelo que necesitas y te lo enviamos a casa

Ejemplo de Puertas Correderas Sin Obra

Correderas sin Obra

Disponemos de las puertas correderas sin obra perfectas para tu hogar, fabricadas a medida en los mejores materiales

Productos 1-15 de 207

Fijar la dirección descendiente
Page
Vista Grid List
  1. Herraje Rustic 25

    Precio Especial 145,00 € Regular Price 175,00 €
  2. Mod. Dala CR

    Consultar precio.
  3. Mod. Dakar BC4 CR

    Precio Especial 186,45 €
  4. Mod. Oporto Roble ZV1 CR

    Precio Especial 164,45 €
  5. Mod. Oporto Roble CR

    Precio Especial 144,45 €
  6. Mod. Islandia Roble CR

    Precio Especial 134,40 €
  7. Mod. Oporto Roble ZV1 CRS

    Precio Especial 164,45 €
  8. Mod. Kenia CR

    Precio Especial 118,45 € Regular Price 135,20 €
  9. Mod. Kenia ZV1 CR

    Precio Especial 138,45 €
  10. Mod. Dakar BC4 CRS

    Precio Especial 186,45 €
  11. Mod. Islandia Roble ZV1 CR

    Precio Especial 154,40 €
  12. Mod. Oporto Roble CRS

    Precio Especial 144,45 €
  13. Mod. Islandia Roble ZV1 CRS

    Precio Especial 154,40 €
  14. Mod. Islandia Roble CRS

    Precio Especial 152,70 €
  15. Mod. Kenia ZV1 CRS

    Precio Especial 138,45 €

Productos 1-15 de 207

Fijar la dirección descendiente
Page
Vista Grid List

Mantenimiento de las Puertas Correderas, ¿Cómo se hace?

Cómo hacer el mantenimiento de las puertas correderas no es una tarea excesivamente compleja. Estas puertas necesitan unas guías libres de obstáculos, unas ruedas convenientemente lubricadas y una hoja sin ningún tipo de abolladuras. Es un tipo de mantenimiento que debe llevarse a cabo con cierta frecuencia y que debe seguir una serie de pautas.

1.- Inspección visual para cuidar puertas correderas

Antes de llevar a cabo ninguna intervención, lo primero es comprobar el estado de los diferentes elementos que constituyen la puerta. Esta es una tarea sencilla que se puede llevar a cabo cada cierto tiempo, ya que tan solo es necesario comprobar con la mirada el estado de la puerta y abrirla y cerrarla para constatar que realiza esta función sin problema. En caso de haber alguna obstrucción o que ofrezca resistencia a la apertura será momento de actuar.

2.- Desmontar la hoja y limpiar las ruedas

En caso de existir algún tipo de obstrucción, es necesario retirar la hoja de la puerta. Tal acción permite un desarrollo de los trabajos de mantenimiento más sencillo. Es necesario retirarla del carril, algo que no llevará más de 15 minutos. A la hora de limpiar las ruedas es recomendable utilizar un alambre, ya que la pelusa y el polvo se quedan enganchados en los ejes que permiten su giro. Con cuidado deberá retirarse en la medida de los posible y comprobar manualmente que las ruedas giran con normalidad.

3.- Limpieza del carril

El carril por el que discurre la hoja debe estar limpio de obstáculos y suciedad. Esta es una de las tareas básicas del mantenimiento de las puertas de interior. Tan solo requiere del uso de un aspirador o una escoba para eliminar la mayor parte de la suciedad. Sin embargo, si se busca una limpieza más a fondo se puede recurrir a una brocha para eliminar cualquier suciedad que una aspiradora o escoba no pueda.

4.- Lubricar guías y ruedas

A la hora de cuidar puertas correderas es muy necesario que estas discurran sin problemas por las guías. Una vez la suciedad ha sido eliminada, es conveniente lubricar tanto las ruedas como las guías. Unas gotas de aceite serán más que suficiente, tanto en las guías superiores como en las inferiores para garantizar la fluidez del movimiento. Lo mismo se repetirá en los ejes de las ruedas. Otra opción es utilizar polvo de granito sobre las guías para permitir que la puerta se deslice.

5.- Comprobar los tornillos

Con el uso los tornillos de las pinzas pueden aflojarse e incluso salir de su posición. Habrá que revisar su estado y apretarlos con el destornillador siempre que sea conveniente. Al final solo se tendrá que comprobar que la puerta se desliza sin problemas para cerciorarse de que el mantenimiento ha sido un éxito.

Cómo hacer le mantenimiento de las puertas correderas es una pregunta que queda contestada. Con un mantenimiento periódico y preciso no se llegará al punto de reparar las puertas correderas. Habrá que tener cierta diligencia, pero no es tarea imposible.

¿Cómo instalar una puerta corredera con obra?

Quienes deciden instalar puertas correderas en su hogar están buscando una solución sofisticada y elegante que proporciona una nueva imagen, totalmente distinta, a una casa. También, en algunos casos, poner puertas de interior correderas es una respuesta a una evidente falta de espacio, que puede ser combatida mediante este tipo de artefactos. A la hora de cuestionarse sobre cómo instalar una puerta corredera con obra hay que indicar que la misma puede hacerse sin obra. Con herrajes vistos u ocultos, con una sola hoja, con hoja doble, las opciones son muchas, pero es cierto que estéticamente suponen una merma respecto a las puertas con obra.

 

Pasos para instalar puertas correderas con obra

Además la obra para instalar estas puertas correderas tampoco es excesivamente complicada, y puede ser emprendida por cualquiera que cuente con un poco de tiempo, paciencia y herramientas adecuadas. Tan solo debemos tener claras las decisiones a tomar. Si alguien se pregunta por la guía para instalar una puerta aquí tiene la solución siguiendo unos sencillos pasos.

Lo primero de todo es escoger qué tipo de puerta corredera se necesita, y adaptar tales necesidades a las preferencias estéticas. Lo primero siempre será lo más importante, porque en ocasiones existirán problemas de espacio o de ángulos en el hogar que no permitirán realizar los planes iniciales, pero el elemento estético es igualmente importante. Comprar una puerta en un comercio de confianza después de reflexionar bien sobre estos hechos es la mejor manera de garantizar que la adquisición será la adecuada.

A continuación, tenemos que revisar el otro elemento donde se va a realizar la obra: la pared. Y es que hay que tener bien claro dónde se van a hacer los agujeros y la instalación. Habrá que constatar si la pared tiene cableado eléctrico, si por debajo pasan tuberías, el grosor, los materiales, los acabados, incluso la angulación de la misma. Es muy importante no empezar la obra sin tener todos estos extremos bien constatados.

Empezando la obra, lo primero será quitar la puerta ya instalada, si la hubiera, y los paneles de yeso que hay a ambos lados de la misma. Habrá que eliminarlos hasta unos centímetros por encima de donde quedará la viga. Después comenzará la instalación del riel. Lo más seguro es utilizar tornillos para fijarlo adecuadamente a la pared. Ah, es muy importante que el riel quede perfectamente alineado.

Después habrá que colocar las piezas correspondientes a puerta y riel, ensamblando el conjunto. Habrá que asegurarse de que la puerta está alineada y que abre y cierra sin problemas. Una vez constatado esto habrá que enganchar los colgadores a la altura necesaria y apretarlos con la puerta. El resultado tiene que ser un movimiento homogéneo y dulce, sin saltos ni dificultad alguna. Cualquier problema que presente la puerta en su deslizar en estos primeros momentos se incrementará de cara al futuro, por lo que es preferible repetir partes del proceso en este instante hasta lograr el resultado deseado.

Por último habrá que rematar el proyecto, instalando nuevos paneles de yeso y el pestillo. Si querías saber cómo instalar una puerta corredera con obra esta es la manera más sencilla.

¿Cómo instalar una puerta corredera sin obra?

Cómo instalar una puerta corredera sin obra es una pregunta muy frecuente. Lo primero que hay que decir es que son sencillas de instalar, requerirá su tiempo, pero no habrá mayores dificultades. Además, tan solo serán necesarias unas pocas herramientas.

Guía para instalar puertas correderas sin obra

Existe la posibilidad de adquirir un kit para instalar puertas de este tipo y ahorrarse gran parte de las labores de instalación. Será necesario disponer de un taladro con broca destornilladora, tirafondos y tiras adhesivas de doble cara. Por descontado, y aunque el trabajo sea sencillo, es importante mantener la seguridad en todo momento y evitar cualquier elemento que estorbe durante la instalación.

1. Unir las planchas de la puerta

Para instalar puertas sin obra hay que empezar por el ensamblado de las planchas que componen la hoja de la puerta. La mayoría de los modelos cuentan con planchas machihembras, por lo que conectarlas no es ningún problema. Eso sí, hay que tener en cuenta y recordar que la del centro contará con un hueco para uñero con el que abrir la puerta.

2. Fijar las planchas

Para evitar que las planchas de estas puertas de paso se caigan habrá que colocar cinta adhesiva de doble cara. Esto impedirá que se suelten al manipularlas. Una vez colocadas las tiras, es momento de instalar unas barras en los laterales, las cuales se encuentran en el kit de la puerta, para otorgarle una mayor consistencia y se rematarán con unos topes.

3. Colocar la segunda cara

Con las barras ya instaladas llega el momento de disponer la segunda cara de la puerta. Sobre las barras serán colocadas más tiras adhesivas para, a continuación, ir colocando el resto de planchas que conformarán la otra cara de la puerta. En el lateral de la misma se colocarán unas pletinas en forma de U para que protejan esta parte.

4. Uñero y colocación de las guías

En el hueco de la plancha central debe ir el uñero, el cual es la pieza que permite empujar la puerta para abrirla. Este se instala sin mayores complicaciones. Tanto en la parte superior como inferior del hueco de la puerta se colocarán las guías por donde esta se deslizará. Cuando estén instaladas llegará el momento de colocar la puerta sobre ellas y fijar un tope para evitar que la hoja se deslice hasta salirse de las guías.

5. Remates finales

En este paso final se instalarán diferentes embellecedores para esconder las partes menos llamativas de las puertas. Así, las guías superiores e inferiores quedarán tapadas por estos elementos. Gracias a esta guía para instalar puertas correderas el resultado será una de gran belleza y sofisticación.

Instalar puertas fácilmente

Cómo instalar una puerta corredera sin obra es una pregunta que queda respondida con esta entrada. Es una tarea de bricolaje que no reviste ninguna complicación y que solo llevará unas horas de trabajo. Además, no se requiere de conocimientos previos ni de herramientas que no sean habituales. El resultado final será tan bueno como una puerta corredera de obra.