Ventanas de Madera

¿VENTANAS DE MADERA A PRECIOS BAJOS?

Somos especialistas en la fabricación de ventanas de madera a medida. Consulta ya nuestro catálogo online de ventanas y elige la que más te guste. Tenemos ventanas de madera más baratas y menos baratas, hay de todo así que consulta y si quieres te podemos hacer un presupuesto. Envíanos tus medidas y te haremos un presupuesto sin compromiso con el mejor precio.

Puedes ver las opciones que te ofrecemos en este catálogo, desde ventanas de perfil europeo, perfil simple, perfil catalán... y en cualquier sistema de apertura, podemos hacer ventanas abatibles, oscilobatientes, correderas, pivotantes, proyectables, fijas, etc.

Siempre los mejores precios en ventanas de madera, fabricadas a medida y sin intermediarios. Aprovecha nuestras ofertas!

Ventanas de madera fabricadas a medida con marcado CE

Fabricación y venta con precios directos de fábrica, solicita ya un presupuesto y ahorra al comprar ventanas de madera. Alta calidad garantizada por carpinteros profesionales.

Productos 16-25 de 25

Fijar la dirección descendiente
Page
Vista Grid List
  1. Mod. 03 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  2. Mod. 04 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  3. Mod. 06 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  4. Mod. 07 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  5. Mod. 08 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  6. Mod. 09 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  7. Mod. 10 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  8. Mod. 11 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  9. Mod. 12 - Ventana de Madera

    Consultar precio.
  10. Mod. Tunez - Ventana de Madera

    Consultar precio.

Productos 16-25 de 25

Fijar la dirección descendiente
Page
Vista Grid List

Cómo elegir ventanas de madera

Las ventanas de madera cuentan con una serie de características únicas. Gracias a ellas aún hoy, después de siglos de uso, siguen siendo uno de los tipos de ventana más solicitado por el público. Elegirlas es un gran acierto, ya que las diferentes especies de madera aportan diferentes beneficios que se ven apuntalados por diferentes tratamientos. Sin duda, es necesario conocer qué pueden ofrecer antes de seleccionarlas entre sus competidores.





Características de una ventana de madera





La madera, sin importar la especie, es un aislante natural tanto de las temperaturas como de los ruidos. Solo esta cualidad la convierte en una opción a tener en cuenta, ya que no habrá que aplicar técnicas específicas durante la confección de la ventana para lograrlas. Además, permite la transpiración en una habitación e impide la acumulación de humedad.





Determinadas especies de madera, como es el caso del siroco, son resistentes a los ataques de las plagas de manera natural. Poseen diferentes sustancias que repelen o eliminan a estos insectos que tantos destrozos llegan a causar. 





Junto a esto, es posible aplicar diferentes tratamientos para garantizar una larga vida a la madera. Barnices y productos que impiden el deterioro de la madera en exteriores son algunos de los más recurrentes. Gracias a ellos y a una fabricación en madera maciza se estará garantizando que la ventana permanezca intacta durante décadas.





Las clases de apertura, una de las claves a la hora de elegir ventanas de madera





Una ventana de madera posee diferentes tipos de apertura, los cuales permiten adaptarla a las circunstancias de una determinada situación geográfica, algo que también es posible hacer con la propia madera. Cada uno de los métodos de apertura posee unas características propias y otorga una cierta personalidad a la ventana.





La primera y más común es la apertura abatible, la más utilizada a la hora de confeccionar ventanas de madera a medida. Permite abrir la hoja u hojas totalmente y así dejar entrar un mayor volumen de aire; la oscilobatiente es una opción moderna y que une la forma de abrirse de la batiente y la oscilante. Cuenta con ambos métodos, por lo que es posible controlar de manera eficaz la entrada de aire en una habitación.





Las correderas son las que presentan una mayor versatilidad. Lo común es que se instalen allí donde el espacio no abunda, pero también son una opción a la hora de crear grandes ventanales. Por último, las pivotantes cuentan con un eje central que hace abrirse a la ventana. Suelen ser de pequeño tamaño y se instalan en lugares específicos, como puedan ser las buhardillas o los baños.





Acabados a tener en cuenta a la hora de comprar ventanas de madera





Los acabados son un punto que suele dejarse al azar al elegir ventanas de madera. Un tratamiento en autoclave es indispensable, ya que aumenta la resistencia a la humedad y la pudrición orgánica del material. Tal acabado logra que los poros se mantengan abiertos, por lo que la madera podrá seguir respirando. El producto utilizado es llamado lasur y será necesario renovarlo una vez cada cinco o seis años.





El barnizado es otro de los acabados más comunes. Aporta brillo y lustre a la madera, la hace más resistente y la aísla. Por último, un lacado es una posibilidad para quien busca una opción más decorativa y que potencie la belleza de la ventana.





Información para elegir ventanas de madera





Las ventanas de madera deben elegirse con cuidado y buscar que se adapten a unas necesidades específicas. Así, comprar ventanas de madera es algo que no se debe dejar al azar, al igual que su mantenimiento una vez han sido instaladas.

Instalación de Ventanas de Madera

Si quieres renovar las ventanas de madera de tu domicilio porque están viejas o estropeadas o simplemente porque quieres mejorar el aislamiento, puedes sustituirlas en muy poco tiempo y de forma sencilla. 





Ventajas de instalar una ventana de de madera





Al instalar una ventana de madera tendrás una serie de ventajas que no te proporcionan otros materiales. Está claro que la madera es uno de los materiales más antiguos utilizados por el hombre para construir viviendas. Esto es debido gracias a su gran capacidad aislante, muy superior al aluminio en términos de aislamiento térmico y porque además podrás elegir entre muchos diseños diferentes con bonitos acabados. Así podrás combinar tu ventana de madera, sobre todo con estilos tradiciones y rústicos. 





Estas ventajas, unidas a la preocupación del ahorro energético, convirtieron a este tipo de ventanas en las más idóneas para cualquier vivienda. 





¿Cómo instalar una ventana?





Si acabas de adquirir una ventana, necesitarás saber la manera de poder colocarla. A continuación se detalla, paso a paso, el modo de instalar ventanas de madera para que queden perfectamente integradas en tu hogar. 





En primer lugar, lo que tienes que hacer nada más adquirir la ventana es desembalarla y desmontar las hojas. Para ello, tendrás que introducir la manilla en el agujero correspondiente y abrir la ventana de la misma forma que lo harías si estuviera acoplada en la pared. Una vez abierta, debes sacar las hojas hacia arriba y dejar el marco vacío para poder trabajar con mayor facilidad y menor peso. 





A continuación, deberás coger el marco de tu ventana e introducirlo dentro del hueco de la pared donde vaya a ser instalada. Si las medidas que tomaste del hueco fueron correctas, notarás que al introducir el marco en el hueco, quedará holgado y habrá hueco entre la pared y el marco. De esta manera podrás ajustarlo correctamente y dejarlo recto y equilibrado. 





Con el marco ya instalado adecuadamente, el siguiente paso es introducir unas cuñas de madera en cada extremo, para ayudar a que se quede fijo y no tener que estar sujetándolo constantemente. Con ayuda de un nivel de burbuja, tu objetivo debe ser nivelar el marco y dejarlo recto. 





Cuando ya lo tengas nivelado, hay que proceder a rellenar los agujeros entre la pared y el marco y para ello es conveniente que utilices espuma de poliuretano. Este material al entrar en contacto con el oxígeno y la humedad del ambiente, se expandirá y rellenará todos los huecos de una forma óptima. De la misma manera que lo has rellenado desde el interior de la vivienda, tendrás que hacer el mismo procedimiento en la parte exterior de tu ventana, por el lado de la fachada, para no dejar ningún hueco visible. 





Una vez que la espuma se haya endurecido, deberás retirar el sobrante de espuma con ayuda de un cortador. Si hay zonas que se vuelven resistentes y no eres capaz de eliminar lo que sobra, con ayuda de un formón y con mucho cuidado de no dañar el marco, conseguirás realizarlo. 





El siguiente paso es retirar las cuñas que habías puesto para sujetar el marco y colocar las tapetas y los embellecedores. Para ello, el mejor consejo es utilizar un adhesivo de montaje aplicado en estos elementos y colocarlos alrededor del marco.  Así conseguirás que no se vea el sellado de espuma ni el cambio de pared a ventana.





Por último, es imprescindible que selles las juntas de la parte exterior con silicona y coloques las hojas que habías quitado al comenzar el proceso. 





Ahora que ya sabes cómo instalar una ventana de madera, solo falta que dediques unas cuantas horas para realizar el trabajo. No olvides que las ventanas de madera te proporcionarán el mejor confort en la vivienda.

Mantenimiento de Ventanas de Madera

Las ventanas de madera requieren de un mantenimiento constante para evitar daños irreparables. A la hora de llevarlo a cabo hay que tener en cuenta partes de la estructura como son el marco y el cristal. Estos son de gran importancia, en especial el marco, ya que está fabricado íntegramente en madera. Sin embargo, los procesos a seguir no son especialmente complejos y requieren del uso de productos comunes para realizarlos.





Primer paso del mantenimiento de ventanas de madera: la limpieza





Este es un mantenimiento de ventanas de madera que debe realizarse al menos una vez por semana. Cumple una función básica: eliminar los restos de suciedad y polvo del día a día. Además, se debe comprobar que no existen desperfectos visibles, que la pintura está en buenas condiciones y que los tratamientos aplicados a la madera aún surten efecto.





Una bayeta de microfibra o de un material no abrasivo es la mejor herramienta para realizar este paso. Al ser un mantenimiento casi diario, con humedecer la bayeta será suficiente para cumplir con el objetivo de eliminar el polvo y la suciedad. Los productos de limpieza pueden utilizarse, en especial para manchas persistentes, pero no han de ser muy fuertes o cabe la posibilidad de dañar la madera.





Segundo paso para proteger ventanas de madera: el barnizado





Este es un tratamiento vital para una ventana de madera, no solo para embellecerla, sino para garantizar la resistencia a las condiciones climáticas de la propia madera. Cada tres años se recomienda aplicar una nueva capa de barniz. Para esta labor habrá que eliminar la capa anterior con una lija de grano fino y utilizarla con suavidad de manera uniforme sobre todo el marco.





Tras retirar esta capa se limpiará el polvo resultante del lijado y se aplicará una mano de barniz transparente. Durante el lijado se debe evitar tocar la madera en exceso, ya que esto le afectaría de manera negativa o podrían llegar a darse desperfectos.





Para aplicar el producto con comodidad, la mejor opción es desmontar la ventana. Así, no habrá rincón que no reciba la nueva capa de barniz y el secado se producirá de manera más eficaz. Habrá que extremar las precauciones para no poner en peligro el cristal.





Cómo actuar para mantener ventanas de madera deterioradas





Proteger las ventanas de madera es vital, de otro modo acabarán por deteriorarse y quedar inutilizadas. En algunos casos, sea por abandono del hogar o dejadez, no es posible aplicar los cuidados debidos. Para estos casos extremos hay que actuar con cuidado, ya que la madera puede haber sufrido el ataque de una plaga o un deterioro por humedad.





Un tratamiento habitual es un lijado a conciencia de las partes dañadas, sustitución de aquellas que sean irreparables y aplicación de un producto protector y un nuevo barnizado. Es necesario exponer la madera al natural, por lo que eliminar cualquier resto de pintura o barniz previo es indispensable. Una lija de grano grueso es la opción en este caso.





Si ha habido suerte, la ventana no habrá sufrido desperfectos irreparables y será posible aplicar una nueva pintura, productos para cuidar la madera y hacerla más resistente y una capa de barniz para una mejor protección de todo el conjunto.





Mantener las ventanas de madera es de gran importancia, de otro modo se deteriorarán hasta ser imposibles de utilizar o reaprovechar.





Mantenimiento de ventanas de madera sencillo





Las ventanas de Madera deben cuidarse con esmero o terminarán por deteriorarse más allá de cualquier recuperación. El pilar de estos cuidados es una limpieza diaria o semanal, seguida de una nueva capa de barniz cada tres años.